El Hobbit se está rodando a 48 fps

Peter Jackson ha confirmado un rumor que sonaba últimamente con el rodaje de El Hobbit sobre la posibilidad de que se estuviera rodando en 48 fotogramas por segundo:


"En efecto, estamos rodando a más fotogramas por segundo. La clave que hay que entender es que este proceso no sólo necesita que se ruede a 48 fps, sino también que se proyecte a esa velocidad (en lugar de los 24 a los que se vienen rodando las películas desde los años 20). Así, el resultado se aprecia a velocidad normal [si algo rodado a 48 fps, se proyectase a 24 como hace cualquier proyector, lo que veríamos es la imagen ralentizada], pero la claridad y la suavidad de la imagen mejoran mucho […] y resulta más realista y más fácil de ver, especialmente en 3D".



HobbitSegún Jackson, las películas rodadas a 24 fps pueden quedar borrosas o pegar saltos, si se hacen movimientos rápidos con la cámara. Rodar a 48 fps evita muchos de estos problemas. "Hemos estado visionando pruebas de filmación y material de las primeras jornadas del rodaje a 48 fps y queda genial. Nos hemos acostumbrado tanto que ahora vemos las otras películas como primitivas. Nos estamos volviendo muy pijos".



En la parte negativa, Jackson reconoce que "los puristas del cine criticarán la ausencia del blur y del strobo, pero muchos miembros de nuestro equipo, que eran así de puristas, ahora se han pasado a nuestro bando. Te acostumbras rápidamente a este aspecto. Ocurrirá algo similar a cuando pasamos del vinilo al CD."

"Hemos vivido durante nueve décadas con el cine a 24 fps, no porque fuese la mejor velocidad, sino porque se eligió el camino de en medio entre ajustar la velocidad a la grabación del sonido y controlar los costes, era la velocidad más barata aceptable. El negativo se cobra por metros y es muy caro".

"No es la primera vez que alguien piensa en esto", aclara Peter Jackson, que habla de una experiencia a 60 fps, velocidad que él también probó, pero concluyó que la diferencia entre 48 y 60 era imperceptible, mientras entre 24 y 48 era enorme. Aquellas pruebas que se hicieron a 60 fotogramas por segundo fueron para parques de atracciones y no llegaron a implantarse comercialmente en salas de cine.

"Pienso que en un futuro las películas se rodarán a mayor velocidad", continúa Jackson. Si bien esto será costoso y complicado para las películas rodadas y proyectadas en celuloide de 35 mm., el director explica que con el paso al digital "va a ser mucho más fácil aumentar esta velocidad, ya que casi todos los proyectores digitales de ahora pueden proyectar a 48 fps".

"Los de la Warner Bros. han sido muy comprensivos y nos han permitido comenzar a rodar El Hobbit a 48 fps, a pesar de que nunca hayan estrenado un largometraje comercial rodado a esta velocidad", añade el director. "Esperamos que haya suficientes cines donde puedan proyectarlo así cuando ‘El Hobbit’ se estrene" en diciembre de 2012 y diciembre de 2013. El neozelandés da a entender que, si hay suficiente gente que pueda verlo a esa velocidad, podrán demostrar que ése es el futuro y por eso espera que haya muchas salas adaptadas para esa fecha.