El Comienzo del Gore

Los teóricos consideran el cine Gore el último peldaño en la escala de aceptación masiva de los géneros proscritos. Una vez admitido el cine pornográfico hardcore, o explícito, sólo quedaba dar carta de validez a la sangre por la sangre, con la sustancial diferencia apuntada por el crítico Jordi Costa: "Como en el caso del porno, el gore se define por una exigencia de contenido bastante inelegante: si no hay cine porno sin eyaculación, no hay cine gore sin mutilación. Con un matiz: si no hay cine porno sin coito real, no hay cine gore sin crimen simulado. A diferencia del porno, pues, el gore se dispone claramente a engañar al espectador".




El primer director que utilizó la palabra gore fue su fundador, el norteamericano Herschell Gordon Lewis . La única intención de éste y de los primeros cultivadores del género era causar fuertes sensaciones en unos espectadores que, si quedaban convencidos, volverian a pasar por taquilla.

La posterior utilización del gore por parte de nuevas generaciones de realizadores, movidos por otros tipos de intereses, originó también una nueva denominación, atribuida a George A. Romero: splatter. Literalmente es una derivación verbal que significa salpicar o rociar, sin sustantivo alguno, aunque obviamente en este caso la sangre acuda inmediatamente a nuestras mentes.




De esta forma, se eliminaba el apelativo directo por otro más ambiguo, aunque igualmente reconocible. El propio Romero acuñaría un nuevo término, splattstick, unión de splatter y slapstick, del que se autocoronó creador, aunque uno de sus máximos representantes también ha sido el neozelandés Peter Jackson.




Pero el gore no nació por generación espontánea. A principios de los sesenta, con una industria cinematográfica plenamente consolidada que producía unos enormes beneficios en todo el país, los productores y directores americanos comenzaron a buscar reclamos suficientemente atractivos para conseguir que la gente acudiera a los cines.
El primero de estos reclamos fue el sexo, uno de los pioneros de este género fue Russ Meyer, que mostró el camino que debían de seguir los demás directores, gracias a The Inmoral Mr.Teas (1959).
Sólo diez años despues la fórmula del sexo se había agotado, así pues, los directores de bajo presupuesto necesitaban un nuevo reclamo para atraer a los espectadores. Y lo encontraron en el gore.
Los antecedentes del género hay que buscarlos en las representaciones escénicas que el empresario francés Max Maurey comenzó a ofrecer al público en Francia a partir de 1899 , la compañía se llamaba El Teatro del Grand Guignol .





Algunos elementos de estas funciones teatrales empezaron a introducirse en el cine a través de la Hammer . El siguiente paso era obvio e inevitable. Los directores especializados en sexploitation movies, se encargaron de llevar a cabo la traslación a la pantalla de los espectáculos de teatro con su misma crudeza.



Películas que marcaron época:

La primera película gore fue Blood Feast (1963, USA) . A ésta le siguió otra película del mismo director, pero esta vez realizada con algo más de presupuesto: 2000 Maníacos (2000 Maniacs, 1964, USA, Color) . Luego hubo más películas gore, pero una de las que destacó y que hoy en día es un clásico fue La Noche de los Muertos Vivientes de Romero , que podría ser considerado como uno de los títulos imprescindibles del cine moderno junto a La Matanza de Texas de Tobe Hoper y Posesión Infernal de Sam Raimi , ésta película fue realizada con poco dinero y desde ese instante el género gore no volvería a ser lo mismo. Después de ésta vinieron otras como: Me bebo tu sangre/Perros Rabiosos (I drink your blood, 1971), La Última Casa a la Izquierda (The Last House on the Left, 1972) dirigida por Wes Craven, película que se hizo con tan pocos medios que hasta personas que se les había contratado para labores como cámara o para componer música, acabaron siendo actores, rodada con un estilo amateur y hasta documental en el que la cámara es otro personaje que observa todos los acontecimientos.

Topics: